“Operación Coletero” y la ampliación el campo de batalla político

1389748367232pablo-detallec4

¿Por qué Pablo Iglesias no viene a dividir, sino a sumar y ampliar el campo político de batalla para la lucha contra el enemigo neoliberal? Considero que estamos bloqueados bajo una “pinza”: la de la horizontalidad absoluta (con sus mitos: ¿es realista criticar que se ha trabajado al margen de todas las asambleas posibles? ¿No vemos que no es plausible pensar en este momento en la posibilidad de una candidatura, cualquiera, bajo estas condiciones de absoluta horizontalidad?) y la de la política orgánica desde arriba de los partidos y organizaciones más o menos cerradas (con sus mitos, mucho peores). Construir desde abajo es también intentar acceder a la mayoría social golpeada y darle voz y en los movimientos 15M, sea lo que esto sea, se estaba poco a poco perdiendo esta batalla con el riesgo de encerrarnos en un entorno maravilloso de activismo, pero también más aislado. Si creo que hay que apoyar esto es porque creo que esta candidatura puede propiciar una apertura que puede desbloquear este escenario. Ahora mismo no veo otra salida para salir de este círculo de impotencia.

Por otra parte, tras escuchar algunas de las críticas apresuradas a la candidatura de Pablo @Iglesias por parte de la izquierda militante, sólo se me ocurre una palabra para definir su falta de generosidad: “narcinismo”. En el fondo, el personalismo y el exhibicionismo mediático de los que se le acusa desde un burdo puritanismo psicologista (¿cómo no va ser necesaria la autoconfianza para meterse en este “jardín”?; ¿debe el político ser una figura “sacrificada” y huidiza?) revela tanto falta de generosidad como, en ocasiones, inquietud, sobre todo entre las filas de quienes han terminado -y no hay que criticarlo- de la pequeña política organizativa su profesión. Nada tiene que ver esta mala fe con la oportuna reflexión de Hugo Martínez Abarca, quien en “Operación Coletero” señala de forma clarividente esto: “El momento histórico no sólo exige audacia sino también muchísima generosidad. No es una generosidad que se pida sólo a otros. Es una generosidad que empieza por poner en marcha los deberes propios, que todos tenemos. Tampoco es una generosidad sólo para sumar más sino para cambiar el país, para una ruptura democrática que ponga punto y final al saqueo institucionalizado. ¿Ponemos en marcha de una vez esa operación coletero -sin coletero no hay coleta que valga- que haga de tanto pelo desperdigado una unidad? Al minuto siguiente de haber terminado las presentaciones en sociedad, ¿nos sentamos para hacer todos los esfuerzos que sean necesarios para poner en marcha la derrota de los ladrones y el arranque de una propuesta política con posibilidades reales de cambiar el país? ¿No merece nuestro pueblo el esfuerzo?”.
En esta sabrosa entrevista, algunas claves.

Os esperamos en la rueda de prensa del viernes a las 10 en el Teatro del Barrio de Lavapies.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: